DEPILARSE EL VELLO FACIAL DE FORMA NATURAL

Por María Rosán.
La lucha de las mujeres por eliminar el vello de la cara es algo que nos trae de cabeza. Cuando se limita a cubrir tibiamente el rostro como máscara protectora contra las inclemencias climáticas en su lucha para proteger nuestra piel, es llevadero; pero cuando se transforma en esos pelitos negros que tanto molestan visualmente, lo único que hacemos para quitarlos es utilizar productos agresivos que pueden dañarnos la piel e, incluso, mancharla permanentemente, amén de las posibles quemaduras que pueden producirse debido a la utilización de agresivos calientes como la cera.
Cuando el vello nos crece más de lo habitual, puede deberse a factores que van desde los desequilibrios hormonales, al consumo de medicamentos anabolizantes o esteroideos e incluso a la herencia.Por eso, debemos recurrir a la naturaleza para que ella nos ayude a eliminar ese vello molesto de nuestro rostro. Como para todo, también podemos combatir el vello de la cara de manera natural, solo hay que conocer los productos adecuados y cómo hacerlo.

Papaya.
En esta fruta encontramos la papaína, que es una enzima que tiene la capacidad de romper el folículo piloso y evita que el vello crezca, y si lo hace, que sea de forma casi imperceptible. Debemos preparar una crema con 2 cucharadas de papaya que se trituran a a la que añadiremos ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
Una vez obtenida la mezcla aplicamos sobre el rostro con movimientos circulares, lo dejamos durante 15 minutos y retiramos con agua tibia.
Esta operación debemos realizarla un par de veces a la semana y el resultado se empieza a ver en seguida.

Bicarbonato de sodio.
También podemos echar manos del bicarbonato que solemos tener en casa para las indigestiones. Eso si, es preciso que lo apliques por la noche porque el aire y el sol pueden provocar manchas en la piel.
En una taza de agua puesta a hervir de 250 ml. Echamos una cucharada de bicarbonato de sodio, removemos y dejamos que se enfríe un poco. Con una bola de algodón vamos empapando el líquido y lo pasamos por las zonas donde tenemos el vello. Lo dejamos puesto sujetándolo con un apósito grande y dejamos que actúe durante toda la noche.
Por la mañana, retirar la protección y poner una crema humectante ( es la que actúa como barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Son las que ricas en glicerina, urea, alantoína, pantenol, etc.) no una crema hidratante.

Cebada.
En un herbolario puedes conseguir cebada en polvo o harina de cebada y también puedes utilizarla para quitar el vello del rostro si eres constante y utilizas este método, al menos, tres veces por semana.
Hay que aplicarlo durante la noche para que la piel no se manche. Utilizaremos medio vaso de jugo de limón, medio vaso de leche templada y una cucharada de harina de cebada o polvo de cebada.
En una taza ponemos todos los ingredientes y removemos hasta conseguir una especie de salsa.
Aplicamos en la zona del rostro que queremos depilar y dejamos que actúe durante 20 minutos y retiramos después con agua tibia. Podemos completar la operación crema humectante, pero no es imprescindible.

Harina de garbanzos.
Con media taza de harina de garbanzos, 1 cucharadita de cúrcuma en polvo, ½ taza de leche y una cucharada de yogur natural si tenemos la piel seca, también podemos conseguir que nuestro rostro quede sin vello y, además, nos dejará un cutis como el de un niño.
Mezclamos todos los ingredientes y así conseguiremos una mezcla pastosa que aplicaremos en las zonas a tratar para eliminar el vello facial.
Dejamos actuar durante 30 minutos y retiramos con movimientos circulares en dirección opuesta al crecimiento del vello.
Nos lavamos la cara con agua tibia y nos ponemos una crema hidratante.

Ortiga.
Si dejamos macerar cuatro semillas de ortiga en  ½ vaso de aceite de oliva o de girasol durante 15 días en un lugar oscuro y cálido y luego la colamos y aplicamos por las noches sobre el rostro, dejando que actúe unos 25-30 minutos y retirando con agua tibia y jabón neutro, conseguiremos una piel sana y fresca.

 Azúcar.
Con azúcar también podemos depilarnos el rostro, pero hay que tener cuidado puesto que no es recomendable para mujeres con piel sensible, porque puede llegar a irritar la piel, pero si tienes la piel fuerte, puedes utilizarla, aunque siempre por la noche.
Tomamos 2 tazas de azúcar (400 gr.), ¼ zumo de limón y una taza de agua.
Ponemos el agua a calentar y echamos el azúcar.
Removemos bien y dejamos que se vaya espesando apagando el fuego mientras se enfría. Puedes aprovechar y ponértela en toda la cara para exfoliar, porque te van a asombrar sus resultados.
Pon un trozo de tela sobre el vello que quieres retirar, presiona bien y retira al contrario de su nacimiento.